Fotografia de @piolos de la gran nevada en Madrid en enero de 2021
Foto de Emma Fernández (@piolos)

Enero 2021. Madrid. La gran nevada

Tiempo de lectura: 2 minutos

¡Menuda semana! Una mezcla entre Walking Dead y Ice Age. 

Parece que 2020 le ha chivado las normas a su colega; sin embargo, no todo iba a ser malo…

Que estos últimos 365 días iban a ser parte fundamental de los libros y hemerotecas, eso era un hecho -también de los archivos de los memes-. El otro día, hablando con unos amigos, decía uno: “antes de entrar en 2021, deberíamos haber visto primero el trailer”. A ver, que siendo justos esto de la Gran Nevada -así en mayúsculas a partir de ahora porque la historia lo merece- nos ha dado muy buenos momentos y por un par de días a muchos nos ha tatuado una sonrisa en la cara. Todo esto dejando a parte desperfectos, roturas de tobillo -¡que hay que tener cuidado, hombre!- y demás imágenes apocalípticas en la M30; pero… ¿Vamos a quedarnos solo con lo bueno, no?

Creo que nunca jamás en la vida ni a la fuerza se nos podrá olvidar nuestra llegada a Chueca el sábado 9 de enero –9 de enero 2021, fecha para tatuarse-. Era mañana tempranera, como siempre; pero fría y blanca como ninguna. Es verdad que fue abrir la persiana ese gélido día -descubrir el laurel de Leti tirado en el suelo del jardín- y escuchar a Tami decir: “La que nos espera”, pero de ahí a ver la Calle Gravina convertida en una pista de Grandvalira…

Todos sabemos que no medimos dos metros; pero hombre, de ahí a que para dar un paso parezca que resurgimos del inframundo… tampoco. ¡Pues sí! Arduo trabajo fue llegar a la puerta de Tatualia Chueca con más de medio metro de nieve que había en la calle. También tenemos que decir que esta ha sido nuestra primera nevada, lo tenía fácil para impresionarnos aunque… ¡Menudo estreno! 

La estación de metro de Chueca parecía, literalmente, un Iglú. Pasear por el barrio nevado fue una aventura, entre una agradable experiencia -nueva para nosotras- con un poco de adrenalina y cierto peligro mirando árboles haciendo equilibrios y tejadillos que decían: “¡Alud va!”. ¡Ay Filomena! La que has liado… 

Este es de esos momentos en los que una vocecilla te dice “calla y mira”. Así que dejamos aquí la literatura y pasemos a disfrutar de todas las fotos que nos ha dejado la Gran Nevada, nosotras nos quedamos con las que nos ha enviado @piolos.

 

 

La frase de hoy «2021 le está diciendo a 2020, sujétame el cubata» es también un extracto de esa conversación con amigos que derivó en unos cuantos chistes y risas. Obviamente, el autor tendrá que permanecer en el anonimato.

Y ya sabéis, ¡cuidado con esos resbalones! 

Share on facebook
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *